logo 05 b

"NO ES LA SOLUCIÓN HACER CANALES EN PLENA CRÍSIS"

"NO ES LA SOLUCIÓN HACER CANALES EN PLENA CRÍSIS"

21 DE MAYO/2019
EL INFORMATIVO
Declaraciones del titular del Consejo Regional Económico del Norte Santafesino.

Aseguró que las pérdidas son millonarias y planteó manejo adecuado del agua. Dante Sartor, presidente del CORENOSA (Consejo Regional Económico del Norte Santafesino), manifestó que hacer canales no es la solución para la grave situación de la emergencia hídrica que afecta Chaco y parte del norte santafesino. Con los Bajos Submeridionales de por medio y obras que iniciarán en breves, desde el ente, aseguran que la clave está en un manejo hídrico adecuado. CORENOSA es una entidad conformada representativas de distintos sectores productivos de esta región, con la que limita Chaco, y termina siendo preponderante en la situación actual, de emergencia hídrica, por la cual también está atravesando esta región santafesina.

“El agua no tiene fronteras, transcurre por sus cauces naturales y hay que manejarlo con esos criterios, entre todos tenemos que manejarlos, con decisiones políticas no solo ahora, sino con las obras futuras”, manifestó Sartor en diálogo con AM del NEA.

Pérdidas millonarias

“En estos momentos no tenemos montos determinados, pero las pérdidas de este año son considerables, multimillonarias, y cualquier obra que se plante es necesaria y mínima en relación a esas pérdidas, para que estas tierras no pierdan su productividad”, remarcó.

Respecto a las diferentes obras que se están planteando en el medio de la crisis por la emergencia hídrica, Sartor coincide con varios expertos, y algunos funcionarios, en que la clave está en el manejo del agua. “Creo que si planteamos hacer canales y tirar agua a los bajos, es como si yo en mi casa hago canaletas para tirarle agua al vecino; porque los bajos son tierras productivas y no tienen capacidad para absorverlos. Lo que hay que hacer es plantear obras para manejar el agua, no para sacarnos el problema, porque si no viene la sequía y tenemos otros problemas”, indicó. “Lo que hay que hacer es plantear el manejo del recurso agua. No se soluciona solo haciendo canales, hay que hacer las obras de retención, necesarias, de retardo y canales”, concluyó.

Santiago y Santa Fe inician obras

Desde el Ministerio de Producción, de Santiago del Estero dieron a conocer el “proyecto de drenaje y comunicación vial de la ruta Interprovincial 35 Santiago - Santa Fe”. El ministro de Producción de Santiago del Estero, Miguel Mandrille, comentó que el proyecto de los bajos submeridionales se dividió en cuatro etapas. “la primera etapa es de Cañada de Las Víboras (Chaco santafesino) hacia el sur, en un tramo de 54 kilómetros, con un canal del lado de Santiago del Estero, con un ancho de camino de 50 metros. Para eso, Santa Fe va a hacer un corrimiento de alambre para que tenga esa dimensión porque se necesita levantar esa zona un metro y medio que va afirmado con base estabilizada y ripio (para la circulación), con todas las alcantarillas longitudinales y las alcantarillas transversales”.

En cuanto a las siguientes etapas del proyecto, Mandrille contó: que “va desde el río Salado al Mojón de Fierro, que está en el límite entre la ruta 98, entre Tostado y Bandera, donde va el canal interprovincial y sería una etapa de amplitud del canal. La tercera etapa, seria del Mojón de Fierro hasta Cuatro Bocas, en un tramo de 35 kilómetros, con ensanchamiento seguro, pero “principalmente en las obras de antes todas las alcantarillas han quedado obsoletas y muy chiquitas y en un nivel elevado, porque el canal se fue socavando y quedaron abajo las alcantarillas”. Y la cuarta sería de Cuatro Bocas a La Arena, que sería el vértice de quiebre del agua de ahí volcaría al río Salado y de La Arena al norte volcaría a La Cañada de las Víboras.

En tanto, Guillermo Rivero, en representación del Ministerio del Agua y miembro del Comité de Cuenca por Santiago del Estero, expresó “con este proyecto pasarán a ser 22 alcantarillas transversales y en línea con los canales que tiene Santa Fe para escurrir el agua al sistema golondrina. Entonces en este sentido nosotros tenemos una vía de escape hacia el norte hacia La Cañada de las Víboras y 22 vías de escape, a modo de aliviadero, hacia el este hacia el sistema golondrina (de drenajes en Santa Fe), sin que pase por los pueblos y que vaya el escurrimiento de manera ordenada a depositarse hacia el final que es el río Salado”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar