logo 05 b

18 DE NOVIEMBRE: DÍA MUNDIAL DE LA EPOC

18 DE NOVIEMBRE: DÍA MUNDIAL DE LA EPOC
18 DE NOVIEMBRE: DÍA MUNDIAL DE LA EPOC

La iniciativa de la OMS es celebrar el segundo o tercer miércoles de noviembre el día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), con el objetivo principal de promover una comprensión más profunda de la enfermedad a fin de prevenir y generar una mejor atención a los pacientes ya afectados.

Según los cálculos de la OMS, es la tercera causa de muerte en el mundo por enfermedades no transmisibles, afectando a alrededor de 210 millones de personas en todo el mundo. Y se considera que en Argentina del 6 al 8% de la población que fuma está afectada y la incidencia sigue en aumento.

La EPOC no es una sola enfermedad, sino un concepto general que designa diversas dolencias pulmonares crónicas que limitan el flujo de aire en los pulmones.

Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la contaminación del aire, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas.
Los síntomas más comunes son la disnea, falta de aliento o fatiga, que aparece o empeora con la actividad física, una excesiva producción de esputo, tos crónica y con producción de abundante moco, infecciones respiratorias frecuentes, respiración ruidos, y ocasionando un deterioro considerable en la calidad de vida de las personas.

El mejor examen para detectar la EPOC es una prueba de la función pulmonar llamada espirometría, es un examen muy sencillo en el que mediante una respiración en un aparato puede medirse la capacidad pulmonar. Por otro lado, en una radiografía de tórax se pueden ver signos que pueden advertir al médico la presencia de enfisema pulmonar.
Al ser una enfermedad crónica, no hay cura para la EPOC, pero si se pueden hacer una serie de cosas para tratarla, aliviar los síntomas y evitar que empeore. El primero objetivo es dejar de fumar, ya que de esa manera se evita que el daño pulmonar empeore. Asimismo, existen broncodilatadores y aparatos como ser los concentradores de oxígeno o los de ventilación no invasiva. Hay casos particulares que pueden beneficiarse con cirugía o trasplante pulmonar.

Pero como en todas las enfermedades es mejor prevenir que curar, lo más eficaz es cortar con el hábito tabáquico que, por lejos, es la principal causa de esta enfermedad.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar